En Espacio Somos Vida te contamos cómo te puede beneficiar la moxibustión en el embarazo, un tratamiento que ofrece grandes beneficios para el cuerpo.

 

Nuestro objetivo es acercarte toda la información que necesitas para que puedas elegir los mejores tratamientos que te ayudarán a disfrutar de plena salud, y especialmente en la maravillosa etapa del embarazo.

 

Qué es la moxibustión y en qué consiste

 

En nuestro centro de medicina tradicional china somos expertos en esta área, así que vamos a explicarte qué es la moxibustión y en qué consiste.

 

Este tratamiento se basa en trasmitir al cuerpo calor y las propiedades de la planta Artemisa, el objetivo es, a través de esta combinación, disminuir e incluso eliminar algunas dolencias corporales.

 

Se aplica realizando la combustión de la Artemisa, de una forma controlada, en aquellas zonas del cuerpo en las que el paciente siente dolor y molestias. El calor que se desprende de dicha combustión, se transmite al cuerpo y se consigue equilibrar la energía, gracias a lo que el paciente siente un inmenso bienestar y disminución del dolor.

 

Beneficios de la moxibustión en el embarazo

 

Si estás esperando un bebé, este tratamiento puede ser perfecto para ti, pues son varios los beneficios de la moxibustión en el embarazo.

A través de esta técnica de la medicina china, la futura mamá se relaja, recupera el Yang y mejora la circulación de la sangre. Al calentar los meridianos corporales y energéticos mejorará también una gran cantidad de molestias corporales, y se restaurará el equilibrio del cuerpo y la energía.

 

Moxibustión en el embarazo si el bebé está colocado de nalgas

 

La moxibustión en el embarazo si el bebé está colocado de nalgas puede ayudar a evitar un posible parto por cesárea.

Y es que en algunos casos los bebés vienen de nalgas, lo cual se suele detectar a partir del sexto mes de gestación. Caso en el que los médicos pueden recomendar a la mujer embarazada diferentes métodos para procurar que el bebé se coloque correctamente y no tener que llegar a realizar cesárea.

La moxibustión estimula uno de los puntos del cuerpo de la mujer que coincide con uno de los que se estimulan en acupuntura,  concretamente los dedos meñiques de los pies. En esas zonas se realizará la combustión de la planta para que el humo penetre en el cuerpo, y conseguir así despertar los receptores de calor de la piel.

Gracias a ello se consigue liberar hormonas del embarazo, provocando algunas contracciones del útero con el objetivo de que el bebé se estimule y se mueva, colocándose correctamente para poder realizar un parto vaginal en lugar de cesárea.

 

¿Estás embarazada y tu bebé viene de nalgas? Contacta con nuestro equipo de especialistas y te informaremos acerca de nuestro tratamiento de moxibustión en el embarazo.

PIDE CITA
close slider